La edad del hombre y la fertilidad

La edad del hombre también es importante para tener hijos

A medida que los hombres crecen, las posibilidades de concebir y tener un niño sano, declinan.

La edad del hombre afecta directamente las probabilidades de que una pareja tenga un hijo sano, ya que la calidad del esperma disminuye con la edad. A medida que el hombre envejece es menos probable que su pareja pueda quedar embarazada. También hay un mayor riesgo de no lograrlo.

 

Cualquiera que sea la edad de la madre, el riesgo de aborto espontáneo es mayor si el padre tiene más de 45 años.

  • Los hijos de padres mayores corren mayor riesgo de autismo, problemas de salud mental y dificultades de aprendizaje.
  • El tiempo promedio para el embarazo si un hombre es menor de 25 años es algo más de 4,5 meses, pero aumenta a casi dos años si el hombre es mayor de 40 (si la mujer es menor de 25 años).
  • Hay un aumento de cinco veces en el tiempo hasta el embarazo si el compañero masculino es mayor de 45 años.
  • Para las parejas que tienen FIV, el riesgo de no tener un bebé es más de cinco veces mayor si el compañero masculino es de 41 años o más.
  • El volumen de semen del hombre y la motilidad del esperma (la capacidad de los espermatozoides para moverse hacia un óvulo) disminuyen continuamente entre las edades de 20 y 80.
  • El riesgo de aborto espontáneo es dos veces más alto para las mujeres cuyo pareja masculina tiene más de 45 años de edad que para las que tienen menos de 25 años.

La fertilidad masculina empieza a disminuir después de los 40 cuando la calidad del esperma disminuye. Esto significa que su pareja tarda más en concebir y cuando lo hacen, hay un mayor riesgo de aborto involuntario. La edad de un hombre también influye en la salud futura del niño. Los hijos de padres mayores son más propensos a tener problemas de salud mental y trastornos del espectro autista.

Rate this post

Pin It on Pinterest

Share This