¿Qué es el síndrome del ovario poliquístico (SOP)?

Las mujeres que desarrollan SOP tienen demasiadas hormonas masculinas, lo cual hace que su ovulación sea poco frecuente o irregular.

 
Normalmente las mujeres ovulan cuando un folículo ovárico se desarrolla y libera un óvulo maduro. El SOP impide que
estos folículos crezcan y hace que se acumulen en los ovarios y formen pequeños quistes benignos que liberan
estrógeno. La combinación del estrógeno con las hormonas masculinas desequilibra la producción de otras dos
hormonas, la hormona folículoestimulante (FSH) y la hormona luteinizante (LH), lo cual también ayuda a inhibir la
ovulación. Sin la ovulación, los niveles de hormonas masculinas permanecen altos y el ciclo se repite.
 

 

 

 

El SOP, también conocido como síndrome de Stein-Leventhal, afecta aproximadamente a entre un cinco y un diez por ciento de las mujeres en edad fértil.

 

¿Cuáles son los síntomas?

Alrededor de la mitad de las mujeres con esta afectación son obesas y experimentan un crecimiento excesivo de vello en la cara, el pecho y la parte inferior del abdomen. Otros síntomas incluyen:

  • Periodos irregulares o inexistentes
  • Sangrado muy leve o muy abundante durante el periodo
  • Acné
  • Dificultad para concebir

 

¿Cómo se diagnostica el SOP?

El médico evaluará tus síntomas y llevará a cabo un examen físico y análisis de sangre para medir los niveles de hormonas. También realizará una ecografía (ultrasonido) para ver si hay quistes en los ovarios.

 

Opciones de tratamiento si estás tratando de quedar embarazada

Bajar de peso puede ayudarte a mejorar la ovulación. Además se pueden utilizar los medicamentos para la fertilidad como el clomifeno, las gonadotropinas y el medicamento insulinosensibilizador llamado metformina, que ayuda a muchas mujeres con SOP a ovular o a responder al tratamiento con medicamentos. Aproximadamente del 70 al 90 por ciento de las mujeres con SOP que toman fármacos para la fertilidad ovulan, y de ellas, la mitad logra concebir en unos seis a nueve meses.

En otras ocasiones, el cirujano puede extraer los quistes ováricos para mejorar el desequilibrio hormonal y el ciclo de ovulación.

 

Opciones de tratamiento si no estás tratando de quedar embarazada

Las píldoras anticonceptivas u otros medicamentos pueden corregir el desequilibrio hormonal. Esto ayudará a regular el ciclo menstrual, reducir problemas de la piel y disminuir el crecimiento anormal de vello mientras estés tomando los medicamentos.

 

¿Cómo me puedo cuidar?

El médico querrá controlar con regularidad los cambios en tus ovarios o en tu pared uterina que sean consecuencia de un sangrado irregular. Puede ser que también ordene hacer análisis de sangre de vez en cuando para estar al tanto de tus cambios hormonales.

Son importantes los exámenes pélvicos anuales ya que permiten detectar de forma temprana signos de cáncer de ovario y de útero, que representan un riesgo para las mujeres que menstrúan en forma irregular o que no lo hacen en absoluto.

Y, si existe sobrepeso, es recomendable tratar de adelgazar siguiendo una dieta bien equilibrada y haciendo ejercicio. En caso de resistencia a la insulina, hacer ejercicio ayudará al organismo a procesar la insulina y disminuir el riesgo de desarrollar diabetes. También aumentarán tus probabilidades de responder a los fármacos para la fertilidad.

 

¿Qué se puede hacer para prevenir el SOP?

Si bien no se puede hacer nada para prevenir el SOP, el diagnóstico y el tratamiento tempranos son los mejores métodos para controlar los síntomas. Si tus periodos son irregulares o inexistentes, consulta a un ginecólogo, quien te podrá ayudar a regular tu ciclo menstrual.

Agenda tu Cita